Un odontólogo recomendó una alternativa efectiva para curar las caries de dientes o muelas sin dolor, sin anestesia y en poco tiempo

Por mucho tiempo ir al odontólogo para curar las caries ha sido una pesadilla, y es que la idea de asistir al dentista es sinónimo de dolor que muchas personas prefieren evitar. 

Sin embargo, se han estudiado nuevas alternativas con las que no sentirás dolor para que las visitas al odontólogo no sean como te las contaron. Al respecto, el Dr. Jaime Matta, cirujano dentista, recomendó en «Sanamente» una de las más efectivas. 

La papaína es un derivado de la papaya que se usa como un gel enzimático.  Este novedoso producto se ha desarrollado en Argentina, y se está utilizando en el Perú para curar las caries sin dolor, sin anestesia y en menos tiempo.  Según comentó el dentista, este gel se coloca sobre la carie por unos minutos y se deja actuar.  

“Este derivado se coloca sobre la pieza dental y se deja durante 2 minutos porque es una enzima que trabaja solo en el tejido malogrado del diente. Luego se retira y se coloca la resina”, indicó el Dr. Jaime Matta para América Noticias. 

Otro de los beneficios que ofrece este nuevo gel, es que ahora se podrán curar hasta tres caries en una sola consulta. Como se recuerda, los odontólogos suelen atender una a la vez dada la complejidad del proceso. 

Por otro lado, el Dr. Jaime Matta enfatizó en la presencia de caries en los escolares, que suelen presentarse en 9 de cada 10 niños desde los 4 años de edad. “Es un índice muy alarmante. Muchas veces se da porque no hay prevención. Muchas veces los padres piensan que un diente de leche no tiene importancia porque ya viene el de remplazo”. 

Otro de los beneficios que ofrece este nuevo gel, es que ahora se podrán curar hasta tres caries en una sola consulta. Como se recuerda, los odontólogos suelen atender una a la vez dada la complejidad del proceso. 

Por otro lado, el Dr. Jaime Matta enfatizó en la presencia de caries en los escolares, que suelen presentarse en 9 de cada 10 niños desde los 4 años de edad. “Es un índice muy alarmante. Muchas veces se da porque no hay prevención. Muchas veces los padres piensan que un diente de leche no tiene importancia porque ya viene el de remplazo”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.