¿Por qué te salen puntos negros en el rostro y cómo eliminarlos?

Los puntos negros son las imperfecciones más odiadas no solo por las mujeres sino también por los varones. Este problema estético suele provocar frustración por no saber cómo tratarlos, por ello, en esta nota te diremos por qué aparecen y cómo puedes acabar con ellos.

¿Por qué aparecen los puntos negros?
Los puntos negros aparecen por una producción excesiva de sebo o grasa que sale de los poros, pero que, al no ser retirado, queda cubierto por células nuevas de piel, quedando atrapado en su interior. Allí se oxida y adquiere ese característico color negro.

Los puntos negros también se obstruyen por células muertas, restos de maquillaje y hasta polvo.

¿A quiénes afectan?
Estas imperfecciones afectan a adolescentes y también a los adultos, pero sobre todo a personas con las pieles grasas.

¿Puedes evitar que aparezcan?
Sí y la mejor manera de hacerlo es teniendo una limpieza profunda en tu rostro. El portal de Lou Botanicals te propone esta rutina:

Lava tu cara dos veces al día, en la mañana y en la noche, para así eliminar todo el resto de maquillaje e impurezas que puedas tener en la piel. Esta limpieza profunda tiene 3 pasos importantes:
Paso 1: ponte unas gotas de aceite de almendras en el rostro y espárcelas con las yemas de tus dedos. Pasa un pañito por toda tu cara, retirando todo el exceso de aceite, verás que en el pañito quedará toda la suciedad que tenemos en la cara.
Paso 2: lava tu rostro con un jabón neutro de glicerina o de avena: con esto podrás retirar el exceso de aceite.
Paso 3: rocía una o dos veces un tónico natural a base de agua de rosas y espera 1 minuto a que tu piel absorba todo. Esto ayudará a cerrar tus poros, evitará que aparezcan nuevos puntos negros.

Mascarillas: utilizar una mascarilla a base de arcillas, como el carbón activado, son excelentes para limpiar la piel profundamente, ya que ayudan a cerrar los poros y evitar que se obstruyan. Si tu piel es grasa o mixta, se recomienda usar dos mascarillas a la semana, y si tu piel es seca, solo una vez a la semana.
Otros importantes consejos

Nunca, nunca, pero nunca te apretes los puntos negros. Con esto solo conseguirás que te queden cicatrices y no se irán del todo.
Cuida que ni tu cabello ni las manos rocen tu cara (aportan más grasa aún) e intentar que ese sebo no se llegue a acumular de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.