bebete este jugo y previene y dile adios al cancer de cualquier tipo

Para muchos, la palabra cáncer genera un verdadero terror en nuestras mentes, después de todo, esta palabra suele estar vinculada solo a desgracias. Para prevenir estos temores, se suele recurrir a una vida saludable, que incluye el hacer ejercicios y contar con una dieta saludable, sin embargo, muchos desconocen que podemos recurrir a múltiples jugos para prevenir el cáncer, múltiples bebidas que se generan con ingredientes naturales, por lo general, frutas y verduras. 

Jugos para prevenir el cáncer a cualquier edad 
El jugo de zanahoria: El primero de los jugos para prevenir el cáncer que recomendaremos, es aquel que se puede generar con las zanahorias. Hay que considerar que las zanahorias cuentan con altos niveles de alfa caroteno, que se considera un potente componente a la hora de prevenir el cáncer o cuando ya se cuenta con este problema en fases tempranas. 

Este tipo de jugo también destaca porque se puede preparar en combinación con otros componentes como el limón para aumentar los niveles de nutrientes beneficiosos en el cuerpo. 

Una receta sencilla de jugo de zanahorias, es aquella que involucra el uso de cuatro zanahorias frescas, combinadas con un limón. Para asegurarnos de elegir las mejores zanahorias para nuestro jugo, debemos elegir aquellas frescas, que cuentan con una consistencia dura, además de un color naranja intenso. 

Para la preparación del jugo, se deberá lavar y pelar la zona externa de las zanahorias, para eliminar de esta manera, la capa de suciedad que cubre a estas hortalizas. 

Las zanahorias se depositaran en una licuadora, mezcladas con un poco de agua. Después de mezclar, se deberá utilizar el jugo de limón en el jugo, para luego licuar por cerca de un minuto extra. El proceso de preparación del jugo de zanahoria, finaliza con el colado a la mezcla para eliminar los pedazos solidos que puedan haber quedado. 

Debido a que las zanahorias cuentan con un sabor dulce, por lo general no se endulza a esta bebida, sin embargo, si deseamos endulzar nuestra bebida natural, podemos recurrir a una cucharadita de miel. 

Jugo de granada: El segundo de los jugos para prevenir el cáncer que se recomienda, es el jugo de granada. Hay que considerar que la granada cuenta con una abundante cantidad de antioxidantes, los cuales son nuestra arma secreta de cara a la lucha contra el cáncer. Hay múltiples estudios que han logrado demostrar que el jugo de granada puede suprimir el crecimiento de células irregulares, por lo que puede prevenir el cáncer. El jugo de la Granada también cuenta con folato, potasio, vitamina E, además de ácido pantoténico, lo que será capaz de proporcionarnos una resistencia contra el cáncer. El jugo de granada, también puede ayudarnos a reducir el crecimiento y propagación de las células de cáncer en órganos como el pulmón. 

Para preparar el jugo de granada, solo necesitaremos una granada, una taza de agua y para endulzar, un poco de miel o un endulzante natural. 

El primer paso a realizar, es partir la granada, algo que se debe hacer después de que sumerjamos a esta dentro de un tazón lleno de agua. En este paso, se deberán retirar la semillas, las cuales se verán hundidas, mientras que la membrana de este alimento, frotara y será más sencillo retirar esta zona. 

Las semillas deberán ser colocadas dentro de una licuadora. Estas deberán ser licuadas hasta que las semillas se partan. Tras ser colado el licuado, se puede agregar una cucharadita de miel para endulzar o unas gotitas de un endulzante natural. 

Jugo de remolacha: El ultimo de nuestros jugos para prevenir el cáncer, es el jugo de remolacha. Los altos niveles de hierro que se encuentran en la remolacha, regeneran los glóbulos rojos en nuestra sangre, lo que ayuda a combatir células cancerosas. También genera un aumento en el oxígeno en la sangre, que ayuda a matar las células cancerosas. Este tipo de jugo es capaz de desintoxicar nuestros riñones, hígado y sistema linfático, por lo que promueve la regeneración de las células sanas. 

Para preparar nuestro jugo, recomendamos pelar a las remolachas. También cortaremos la raíz y la zona superior. Lo que quedara, deberá ser cortado en trozos más pequeños para que caiga en nuestro extractor. Este jugo puede ser endulzado con un poco de jugo de zanahoria o con un cuarto de jugo de limón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.