Por qué no debes usar pasta de carbón para blanquearte los dientes

¿Utilizas pasta dental de carbón para blanquear tus dientes?

Si es así, tal vez deberías saber que se trata no solo de «un truco comercial» sino que podría aumentar el riesgo de tener caries y manchas en los dientes , según un artículo publicado en el British Dental Journal.

Los productos de carbón, que son cada vez más populares, generalmente no contienen fluoruro para ayudar a proteger los dientes.

Los fluoruros son compuestos orgánicos e inorgánicos que contienen el elemento flúor. Generalmente incoloros, los diferentes compuestos de flúor son más o menos solubles en agua y pueden ser sólidos, líquidos o gases, explica la Sociedad Española de Odontopediatria en su página web.

Históricamente, las poblaciones que han disfrutado de agua de bebida fluorada han tenido menos caries, añade.

Quizás también te interese
5 antiguos trucos de los primeros gurús del sueño para combatir el insomnio (y que te ayudan hoy en día)


Denuncias de arsénico en el agua mineral Peñafiel: ¿qué riesgos para la salud tiene el consumo de esta sustancia?


Día de la Tierra: 4 animales que desaparecieron de América Latina en los últimos 15 años


6 métodos extraños que usaban en el pasado para evitar los embarazos
«Detrás de mi cara hinchada pude ver que seis de mis dientes frontales ya no estaban: la pesadilla de mi sonrisa perfecta»
Por qué tener los dientes blancos no significa necesariamente que estén sanos

Según los autores del artículo del British Dental Journal, no hay evidencia científica que respalde las afirmaciones que hacen los fabricantes de productos con carbón y cepillarse los dientes excesivamente con ellos puede hacer más daño que beneficio.

Además, los especialistas aconsejan seguir usando una crema dental a base de fluoruro regular y que si quieres blanquear tus dientes acudas al dentista.

Pero el uso se carbón para limpieza bucal no es nuevo.

El carbón se utilizó por primera vez con estos fines en la antigua Grecia, como una forma de eliminar las manchas de los dientes y disimular los olores desagradables de las encías enfermas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.