¿Tienes un seno más grande que otro? 3 casos en los que no hay que preocuparse

Muchas mujeres notan que el tamaño de sus senos es diferente y se preguntan si es anormal, si es síntoma de algo, si deberían preocuparse.

Según el cirujano plástico Norman M. Rowe (que asegura haber visto miles de senos) los pechos nunca son exactamente simétricos. Para ejemplificarlo, explicó que trabaja continuamente midiendo sus tamaños, la distancia entre ellos, la altura del pezón y el diámetro de la areola, y que las proporciones nunca son iguales.

Por su parte, la doctora Christine Greves explicó que los pechos pasan por diferentes etapas de desarrollo ya que, al igual que nosotros, alcanzan la madurez sexual en la pubertad. «Durante el desarrollo, existe la posibilidad de que tengan asimetría», acotó.

Como podíamos prever, los senos cambian cuando cambian nuestras hormonas: en la pubertad, en el embarazo, en la menopausia. «Por lo general, ambos senos crecen juntos y no hay nada por lo que preocuparse», expresó el Dr. Rowe.

Sin embargo, agregó que también puede ocurrir que un pecho pueda tener más receptores hormonales en el interior, lo que podría darle una natural ventaja de tamaño cuando los cambios hormonales hacen que se inflamen.

Por otra parte, las lesiones en el pecho durante la infancia, como una quemadura o una cirugía cardíaca, pueden impedir el desarrollo de los senos en un lado, al igual que las anomalías en la caja torácica, la escoliosis y los quistes.

La asimetría mamaria

La mayoría de las mujeres tienen una asimetría en sus mamas, pero muchas veces resultan mínimas e inapreciables. Sin embargo, un gran porcentaje de ellas pueden observar diferencias en el talle o en la forma del pecho.

Como antes decíamos, son muchos los factores que pueden influir en la forma, la caída, el volumen o la royección de los pechos. Existen, de todas formas, algunas más comúnes que otras:

1. En el tórax

Sucede que los pechos se asientan en la caja torácica y pueden resultar asimétricos por una desviación en la columna vertebral, una alteración en las costillas o una diferencia en los dos hemitórax.

2. Asimetrías de los hombros

Algunas mujeres en reposo y bipedestación muestran una posición neutra con elevación de un hombro. Este motivo claramente causa el efecto óptico de diferencias entre las mamas.

3. Asimetrías propias de la mama

Ocurren con diferencias de la mama per sé, como en la colocación del pezón, o diferencias en los surcos submamarios. También por diferencias en el volumen o en la caída de la mama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.