Tips de 7 MASCARILLA caseras para limpiar tu cara muy importante

La mujer, en su intento de realzar su belleza, se ha afanado desde el origen de la humanidad en la búsqueda de productos que le sirvan para lucir un aspecto físico más hermoso y arreglado. De las antiguas culturas egipcias, griegas, romanas e islámicas, podemos aprender acerca de la existencia de muchas sustancias para aplicar como mascarillas, en nuestro propio beneficio.

Dicho esto, podemos decir que contamos con una variedad importante de mascarilla, para elegir de acuerdo a nuestra elección ¿Deseas saber con qué opciones cuentas? Entonces, conoce un poco más sobre los cuidados estéticos y la variedad de mascarillas que sean adecuadas para ti.

mascarillas para la cara

Tratamiento y mascarillas para el rostro

En nuestra cara se pueden presentar distintos problemas, como el acné, las manchas y los puntos negros. También, de acuerdo a nuestro tipo de piel, sabemos que tenemos que usar específicos productos que permitan equilibrar el PH.

Es necesario comprender que además de cremas y mascarillas para nuestro tipo de piel, siempre es bueno aplicarse una sustancia que hidrate. Tampoco es necesario que cambies los ingredientes de la mascarilla regularmente, como se pensó en un tiempo. Por otra parte, hay algunas cosas que no debes usar para tu cuidado, como la piedra pome, que solo debe ser usada en tus pies y no en las axilas, mucho menos en el rostro.

Así mismo, los trastornos hormonales, el estrés o una incorrecta alimentación pueden afectar nuestro rostro y aunque hay muchísimos productos comerciales, lo mejor es irse por opciones que tengan menos efectos nocivos.

Cremas naturales para la cara

El aloe vera es un astringente muy usado en las cremas naturales. Consigue una crema que esté hecha a base de esta planta o toma tu misma el tallo y arranca la parte gelatinosa. Es excelente para tratar los problemas de acné y las marcas del sol, ya que tiene vitaminas esenciales para la cara, como la B12, C y E. Para su uso aplica por 16 minutos en la cara y retira con agua.

Otro alimento que puedes usar como crema natural para mantener tu piel firme, hidratada y sedosa es la miel. Se conoce que la miel, nos protege de los agentes externos, como el humo, los rayos del sol y la contaminación. Es un alimento rico en antioxidantes, por lo que hacer una mascarilla para la cara con miel es una fácil y sencilla idea.

Se aconseja que como parte de las cremas, incluyas un protector solar 50 UVA y B incluso cuando no estés en el sol, ya que evita los cambios en la pigmentación y el foto envejecimiento.

Mascarillas caseras para la cara

Hay algunas combinaciones de alimentos que son esenciales si buscas proteger tu y darle más vida a tu rostro, ya que las usamos como mascarillas para la cara. Es necesario reconocer qué necesita tu dermis para así, asegurarle mayor hidratación. Solo de acuerdo al trastorno que presentes, entonces puedes aprovechar los beneficios de algunos productos que seguro tienes a la mano en tu cocina.

Mascarillas para las espinillas

mascarillas para el acne

Mascarilla #1

Una buena mascarilla para la cara que elimine y prevenga la aparición de las molestas espinillas es la mascarilla hecha a base de papa. Corta en ruedas la papa cruda y coloca los pedazos en la zona de tu cara donde exista una sobreproducción de sebo. Déjalo por 15 minutos, puedes colocar alrededor de tu cuello un paño para no ensuciarte y utilizar un jabón neutro para quitarte los residuos. La papa se aconseja, porque es un alimento astringente, antiinflamatorio y controla la aparición de las espinillas. Recuerda que no debes apretar los barros, porque el sebo se extiende a la piel cercana y lo que ocurre es que se originan más espinillas.

Mascarilla #2

Entre las máscaras para la cara caserasque funcionan para eliminar las espinillas, se destaca una con limón y bicarbonato de sodio. Esta mezcla ayuda a desinfectar la piel del rostro y evita la aparición de barros. Haz el jugo de limón con dos limones y aplica una cuchara de bicarbonato de sodio. Si lo deseas, puedes darte suaves masajes y después espera unos 5 minutos y retiras solo con agua.

Mascarilla #3

La yema del huevo nutre solo lo necesario a tu rostro y además, facilita la abertura de los poros obstruidos, que es lo que ocasionan las espinillas y las manchas. Utiliza dos claras de huevo, que sirven para evitar la aparición de los puntos negros y elimina la grasa. Aplica la mascarilla con un algodón y espera por 15 minutos a que se seque. Retira con agua y después, coloca una crema hidratante.

Mascarillas exfoliantes

Mascarilla #4

Como parte de tu rutina para evitar la aparición de espinillas o de puntos negros, se aconseja que comiences a usar exfoliantes. Los exfoliantes naturales además de fáciles son muy prácticos y con solo dos veces a la semana notarás la diferencia. Entre las máscaras facialespara exfoliar es muy usada la de harina de avena y el bicarbonato de sodio. Imagina que estas pintando en círculos con las yemas de tus dedos sobre tu cara para aplicarte la máscara. Lo importante es que no te des duro, hazlo con delicadeza pero con precisión y luego, limpia la mezcla con bastante agua. Seca tu cara con golpecitos muy suaves y en lo posible, usa una toalla específicamente para tu rostro y otra para tu cuerpo.

Mascarilla #5

El café es un estimulante para la piel, ya que su uso como exfoliante es muy importante, porque además de limpiar, elimina la celulitis. ¿Cómo se logra esto? Muy fácil, porque el café activa la circulación por ende, facilita la eliminación de grasa en la piel. Para hacer una mascarilla que te sirva como exfoliante, mezcla media taza de café con media taza de azúcar y dos cucharadas de miel. También, se conoce que el café que queda en la greca puede ser usado para este fin.

Mascarilla #6

También puedes hacer exfoliantes combinando el limón con el azúcar. Lo bueno de esta máscara es que combate las infecciones, disminuye la probabilidad de acné y te ayuda a superar las manchas. Usa un limón y 2 cucharadas de azúcar.

Frota en tu epidermis dando masajes redondos sobre la cara algo húmeda. Inicia la exfoliación con movimientos muy suaves y no lo pases por las áreas muy débiles, como la zona cerca de los ojos. Hazlo también, hacia en el cuello y si lo deseas, puedes extenderte hasta los brazos. El tiempo indicado para que un exfoliante trabaje son solo cinco minutos, después puedes retirar.

Mascarilla #7

Si consideras que tu piel es más de tipo seca, entonces prueba con una exfoliante de avena con yogur y azúcar. Esta mascarilla le dará más brillo e hidratación a tu piel. Para hacerla, vas a necesitar media taza de avena molida, yogurt y un puñado de azúcar.

Aplícalo una vez a la semana para eliminar los residuos y activar la regeneración celular de tu tejido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.