5 maneras de eliminar los insectos de tu casa, ¡que realmente funcionan!

A muchas personas nos desconcierta la idea de que nuestra casa sea invadida por plagas de insectos. Los pesticidas resultan muy costosos; además presentan demasiadas sustancias tóxicas, que pueden provocar efectos dañinos a cualquier miembro de la familia o mascotas.

Ante esto, te compartimos 5 remedios para eliminar insectos de la casa definitivamente:

1. Garrapata

Pueden alojarse en el cuerpo o en el pelaje de tus mascotas. Para hacer un repelente contra estos insectos es necesario mezclar 20 gotas de aceite esencial de geranio rosa, 10 gotas de aceite esencial de Hierba del bisonte, 5 gotas de aceite esencial de lavanda, 5 gotas de citronela o aceite esencial de limón, 1 cucharada de alcohol con 100 mililitros de vinagre o agua.

Transfiere el líquido  a una botella de spray. Agita bien y rocía en tu ropa antes de salir.

2. Cucarachas

No solo son repugnantes, sino que pueden  transmitir enfermedades muy dañinas. Pero con este remedio efectivo no volverán a tu hogar:

Pica una cebolla y añade una cucharada de bicarbonato de sodio; coloca esto en las esquinas de tu casa y pronto encontrarás libre de estos insectos.

3. Plagas en el jardín

Estos diminutos insectos pueden, en un abrir y cerrar de ojos, arruinar todo tu jardín. Si no deseas usar un plaguicida químico, te sugerimos hacer lo siguiente:

Mezcla  1/2 taza de chiles de árbol (frescos) con 1/2 taza de ajo o cebolla, hasta que se convierta en una salsa y añade 500 mililitros de agua tibia. Deja reposar durante 24 horas en un lugar cálido, cuela y rocía sobre tus plantas.

4. Hormigas

Aparecen de la nada y pueden llegar hasta lugares como la despensa; si deseas que salgan de tu cocina cuanto antes, debes colocar polvo de canela en las áreas por donde crees que entran.

Si quieres tener resultados más efectivos, añade un poco de aceite esencial de canela y dile adiós a estos molestos bichos.

5. Gorgojos

Por lo regular, los puedes hallar en la harina, cereal o arroz abierto. Este truco es una gran solución para eliminarlos de forma natural y sin contaminar tus alimentos:

Coloca un clavo de olor o una hoja de laurel en la parte superior de la comida, así como alrededor de los contenedores donde los almacenas para alejarlos de la alacena.

Cuéntanos cuál de estos trucos es el más efectivo o si tienes uno que nunca te falla, ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.