Mascarillas de Sábila miel y huevo para el Acné y su combinaciones

Mascarillas de Sábila para el Acné

El acné es un problema real que puede influir negativamente en tu apariencia y autoestima, si es que lo padeces.

Pero eso no es todo, los brotes más severos de acné pueden llegar a causarte molestias físicas e incluso dolor.

Afortunadamente, la sábila cuenta con poderosas propiedades que pueden ayudarte a eliminar los barros y las espinillas.


Sábila para el Acné

La sábila es una planta medicinal que no debe faltar en ningún hogar.

Sus beneficios para la salud son conocidos desde la antigüedad.

Básicamente, la sábila tiene propiedades que mejoran el proceso digestivo, la circulación de la sangre y la apariencia del cutis.

Es común ver que se use para tratar las manchas, las cicatrices, las quemaduras y, por supuesto, el acné en la piel.

Esto se debe a que la sábila cuenta con las siguientes propiedades.

1. Astringente: Limpia profundidad los poros de la piel al remover la grasa, la suciedad y las bacterias que causan el acné.

2. Antiinflamatoria: Reduce el enrojecimiento y la hinchazón cutánea causada por los barros y las espinillas.

3. Cicatrizante: Ayuda a que las heridas de la piel sanen más rápido y desvanece las secuelas del acné.

Por ello, existen infinidad de cremas y geles comerciales con sábila para tratar el acné.

Sin embargo, las mascarillas caseras con sábila también son beneficiosas y muy sencillas de preparar.

Mascarilla de Sábila

sabila

Como ya se explicó, la sábila se ha convertido en un aliado imprescindible para combatir los barros y las espinillas.

Las asombrosas propiedades de la sábila se derivan de sus componentes.

READ  con este remedio casero tus espinillas y acne desapareceran como magia y quedara sorprendido

Es una planta rica en minerales, aminoácidos y enzimas.

También contiene vitaminas A, C, E y algunas del grupo B, como el ácido fólico.

Ingredientes

Únicamente gel de sábila.

Preparación

Puedes comprar el gel de sábila en cualquier farmacia o tienda naturista.

Sin embargo, también tienes la opción de preparar tu propio producto.

Para prepararlo necesitas cortar una hoja de la planta, abrirla con un cuchillo y extraer la savia interior.

Como el gel de sábila es bastante viscoso y grumoso, es recomendable batirlo para obtener una mezcla suave.

Guarda el gel que no utilices en la nevera, para poder usarlo los demás días.

Aplicación

Enjuágate la cara para remover el exceso de grasa y la suciedad del cutis.

Utilizando la yema de tus dedos o un algodón, extiende de forma homogénea una capa de gel sobre tu rostro.

Puedes realizar movimientos circulares sobre el cutis para multiplicar el efecto astringente de la sábila.

Deja que la mascarilla actúe durante 10 o 15 minutos.

Después, retírala con abundante agua tibia y seca tu piel con una toalla.

Frecuencia

Gracias a sus componentes naturales, puedes utilizar la mascarilla de sábila todos los días.

Mascarilla de Sábila y Miel de Abeja

miel de abeja pura

La miel de abeja es uno de los productos naturales más beneficiosos para la piel del ser humano.

De hecho, desde la antigüedad ha sido un remedio eficaz para cicatrizar heridas y aliviar quemaduras.

Pero eso no es todo, la miel de abeja también es capaz de eliminar los barros y las espinillas.

Esta dulce sustancia actúa como un exfoliante que reduce el exceso de grasa y la suciedad acumulada en la piel.

READ  Usos fabulosos del aceite de bebé que nadie te contó

¡Siendo ideal para descongestionar los poros!

La miel de abeja también es capaz de disminuir el enrojecimiento y la hinchazón cutánea dadas sus propiedades antinflamatorias.

Por último, es una sustancia acida con un pH bajo que actúa como barrera protectora contra las bacterias acnéicas.

Ingredientes

2 cucharadas de gel de sábila

2 cucharadas de miel de abeja orgánica

Preparación

Combina el gel de sábila y la miel de abeja orgánica en un recipiente.

Mezcla los ingredientes con una cuchara hasta formar una pasta cremosa que te puedas untar en el rostro.

Si es necesario, agrega un poco de agua para que la mezcla obtenga la consistencia deseada.

Aplicación

Lávate el rostro con agua tibia para abrir los poros y remover las impurezas de la piel.

Extiende la mascarilla sobre tu cara limpia, cubriendo bien las zonas afectadas por el acné.

Evita el contorno de los ojos, la boca y las fosas nasales.

Deja que la mascarilla de sábila con miel de abeja actúe durante 20 minutos sobre tu cutis.

Luego, remueve la mascarilla con abundante agua fría para cerrar los poros y sécate con una toalla.

Frecuencia

Esta mascarilla la puedes utilizar todos los días durante la primera semana.

Después, utilízala únicamente 3 días a la semana.

Mascarilla de Sábila y Huevo

huevos

El huevo se ha convertido en uno de los ingredientes más utilizados para elaborar tratamientos de belleza caseros.

De los cuales destacan los faciales que aprovechan las propiedades hidratantes y reafirmantes del huevo.

Capaces de mejorar la elasticidad de la piel y desvanecer arrugas.

No obstante, el huevo también tiene propiedades que son útiles para combatir los casos de acné.

READ  MIRA ESTA IMPRESIONANTE TÉCNICA CASERA PARA HACER QUE TUS CEJAS Y PESTAÑAS CREZCAN PARA TENERLAS POBLADAS Y BELLAS

Sus proteínas y enzima lisozima ayudan a eliminar las impurezas (grasa, suciedad y bacterias) acumuladas en los poros de la piel.

Previniendo que los barros y las espinillas se formen e infecten.

Ingredientes

2 cucharadas de gel de sábila

1 clara de huevo

Preparación

En un recipiente, bate ligeramente la clara de huevo.

Después, agrega el gel de sábila y mezcla ambos ingredientes hasta obtener un líquido homogéneo.

Si has extraído el gel de una planta de sábila que tenías en casa, utiliza una licuadora para mezclar los ingredientes.

Aplicación

Antes de aplicarte la mascarilla es importante que te quites el maquillaje y te laves el rostro.

Extiende la mezcla sobre tu cara con la ayuda de un pincel o una brocha.

Deja que la mascarilla de sábila con huevo actúe durante 15 minutos para que tu cutis absorba sus nutrientes.

Luego, enjuágate el rostro con agua fría y jabón neutro.

El agua fría cerrara tus poros y calmara la inflamación producida por el acné.

Después retira los residuos restantes de la mascarilla con una toalla.

Por último, aplícate una crema hidratante sobre el rostro.

El huevo tiende a resecar la piel y esto podría causar que los folículos sebáceos produzcan más grasa de lo normal.

Frecuencia

Debido a que el huevo reseca el cutis, utiliza esta mascarilla únicamente 1 o 2 veces a la semana.

Si tienes una piel grasa, la puedes utilizar hasta 3 veces por semana.

si te gusto no olvides guardar el pin para ayudar a otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.