Las mejores recetas caseras para combatir los ojos irritados

Existen muchas causas por las que se puede presentar irritación ocular. Alergias, vista cansada, ya sea por exceso de trabajo y estrés o por edad. La contaminación es otro factor que provoca irritación y hasta una alimentación deficiente en vitaminas, y la mala hidratación, genera que nuestros ojos presenten resequedad, inflamación, lagrimeo y enrojecimiento.

Las mejores recetas caseras para combatir los ojos irritados

Exponer a nuestros ojos a la radiación y a la luz solar sin protección, en cualquier época del año, también es perjudicial. No siempre le prestamos atención suficiente a los síntomas de la irritación, porque tras dormir ocho horas, muchos de dichos síntomas desaparecen y fácilmente lo confundimos con falta de sueño. Sin embargo, tu salud ocular es muy importante y por eso hoy te compartimos estos remedios naturales que fomentan la buena salud de tus ojos y de su estado general.

Una de las recetas favoritas de las abuelas es la manzanilla, ya que esta planta cuenta con maravillosas cualidades desinflamatorias y analgésicas. Puedes preparar una infusión con ramitas y flores de la planta natural y después aplicarte unas compresas en los ojos con pads de algodón. O bien usar las clásicas bolsitas de té de manzanilla, igual a modo de compresa. Son muy efectivas y relajantes. Notarás sus efectos casi de inmediato.

Otro fabuloso remedio es la eufrasia. Esta planta tiene propiedades que que eliminan el enrojecimiento y mitigan la inflamación de forma sorprendente. Si puedes hacer una infusión con la planta natural, qué mejor. Si no, puedes encontrar en las farmacias, gotas de colirio hecho a base de dicha planta. Simplemente aplica dos gotas en cada ojo y deja que sus efectos le devuelvan su brillo y frescura atu mirada.

También existe el meliloto, una planta con cualidades antiinflamatorias y refrescantes. Aplicada en compresas de infusión fría, te brindará una sensación de relajación y verás desaparecer la inflamación de los párpados.

Por otro lado, también puedes cuidar tu salud ocular desde adentro. Beber dos litros de agua al día, garantizará la correcta hidratación de tus tejidos y órganos,lo que previene irritación y resequedad. Así mismo, una dieta que incluya vitamina C, es fundamental. La ingesta de frutas cítricas como la toronja, el kiwi y la fresa, aporta a tu cuerpo y a tus ojos la vitamina C necesaria para su buen funcionamiento. Evitar el estrés, el tabaco y el consumo desmedido de alcohol, también contribuyen a una buena salud ocular.

Consumir zanahorias y uvas rojas, ricas en betacaroteno, germen de trigo, alimentos verdes como la espinaca y el brócoli, así como las vitaminas del complejo B12 y semillas nutritivas como las almendras, castañas y avellanas, fortalecen tu salud visual y el estado de tus ojos en general.

Consumir pescado como el salmón y el atún, aporta a tu organismo ácidos grasos como el omega 3, que promueven la adecuada hidratación de los ojos y las membranas adyacentes.

Como puedes ver, si observas una buena alimentación y te cuidas, promoverás tu salud ocular y no sufrirás por irritación, inflamación ni resequedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.